Colocación de suelo vinílico para un suelo de 15 m2

Colocación de suelo vinílico para un suelo de 15 m2

Los suelos vinílicos son muy duros, resistentes y fáciles de limpiar, reproduciendo a la perfección acabados de madera con para la decoración de su hogar. Y son muy fáciles de instalar. A continuación mostramos como colocarlo en una superficie de 15 m2.

Materiales:

Instalación

Antes de realizar la instalación conviene preparar la superficie aplicando con el rodillo la imprimación adherente por toda la superficie.

 

Paso 1:

Dibujar con un lápiz o con una tiza líneas perpendiculares partiendo del centro de la estancia de modo que ésta se divida en 4 partes idénticas


 

Paso 2:

Comenzar la instalación desde el centro de la estancia. Las lamas serán de la misma anchura a lo largo de las paredes de ambos lados de la estancia.


 

 

Paso 3:

Quitar el film de protección, ajustar la lama y presionar, desde el centro hacia los bordes.


Paso 4:

Para la colocación de las últimas lamas en el borde de la pared, realizar los cortes utilizando 2 lamas (A y B). Superponer la lama A con su film de protección sobre la última lama completamente colocada y pegada. Colocar a continuación la lama B a lo largo de la pared, es decir, parcialmente superpuesta a la lama A y completamente en la zona de suelo que queda por cubrir, y usar esta lama B como regla para marcar la lama A. Cortar la lama A siguiendo la marca dibujada y colocarla a lo largo de la pared.

Al final de la obra, la aparición de adhesivo por las juntas es normal. Ésta garantiza una unión perfecta entre las lamas. Este exceso de adhesivo se retira con un paño impregnado en detergente neutro.


Mantenimiento

Con una aspiradora, con una mopa o fregona húmeda muy escurrida con detergente neutro sin encharcar el suelo. No usar disolventes clorados o similares

Tratamiento para manchas resistentes:

Reparación / Sustitución

Para proceder con la sustitución de una lama estropeada, cortarla con un cutter en varias partes, calentarla con el secador de cabello para ablandarla y retirar a continuación los trozos.

En caso de pérdida de adherencia de una lama debido a un exceso de humedad en algunos puntos de la estancia, utilizar una cola específica para PVC para volver a encolar la lama después de haber eliminado la fuente de humedad y de haber realizado el secado completo de la parte húmeda.