A tener en cuenta a la hora de hacer una estantería a medida

A tener en cuenta a la hora de hacer una estantería a medida

Es posible que estés buscando una estantería de unas medidas determinadas y no lo encuentres en ningún lado porque no se fabrican. En esos casos no te queda más remedio que optar por hacerlo tu mismo. Pero no te desesperes!! Si te gusta el bricolaje, y le pones ganas podrás hacer una estantería a medida para adaptar al hueco que tienes a buen precio.

Las piezas necesarias para realizar una estantería se cortan de tableros que miden 240 x 120, por ello es necesario tener muy claro como hacer el despiece para aprovechar al máximo, y que quede bien.

 

¿Tienes claro el color o tono del tablero? No es lo mismo hacer el despiece de un tablero de un color liso e uniforme que un tablero color roble que tiene vetas a lo largo del tablero. En los tableros lisos, se puede aprovechar mejor el despiece, porque tanto da cortar de un lado que de otro. A la hora de montarlo no hay diferencia. En cambio, si escoges un tablero roble o plastificado imitación roble, tienes que tener en cuenta que las vetas deben tener un sentido. Si, cierto es que, si a uno le da igual, porque donde va colocado no se ve o simplemente es para dar servicio, dará igual, pero estéticamente quedará mejor que tengas en cuenta el sentido de la veta.

A la hora de realizar un despiece de tableros para ajustar una estantería a la medida debes de tener en cuenta el grosor del tablero que vas a usar. Por ejemplo si quieres hacer una estantería que mida 60 cm de ancho y vas a usar tablero de 16 mm debes pedir que te corten las baldas a 56,8 cm porque si le sumas los laterales (1,6 + 1,6 cm) te darán los 60 cm que necesites. Sé que puede parecer muy obvio, pero son detalles que a veces con las prisas uno no se da cuenta, y luego vienen las sorpresas. Si es una estantería de suelo tienes que tener en cuenta meterle un zócalo de por ejemplo 10 cm. No es imprescindible, pero de esa forma lo que pongas en el último estante no queda tan cerca del suelo y además queda muy bonito.

El sentido de la veta:

La veta debería de ir en el lado largo de la pieza. En el dibujo se muestra un ejemplo. En los laterales de la estantería, el lado largo de la veta va en sentido vertical, y en las baldas el largo de la veta va en sentido horizontal.

 

Para fijar las baldas se pueden usar tornillos de 3,5 x 40 mm, pero antes de atornillar, aconsejo hacer un agujero con una broca más pequeña en los laterales (por ejemplo de 2 mm) y antes de meter el tornillo avellanaría (la parte donde irá alojada la cabeza del tornillo) el inicio para que cuando metas el tornillo te quede completamente liso. Es importante avellanar un poco donde va a ir la cabeza, porque si no lo haces en ocasiones se te puede levantar un poco el aglomerado provocando un bulto que queda muy mal. La cabeza de los tornillos lo puedes tapar con unos tapatornillos adhesivos. Hay otras opciones para fijar las baldas sin afectar los laterales que es mediante unos herrajes o mediante tojinos de madera, pero requiere algo más de experiencia.

 

No te olvides de solicitar los tableros canteados y piensa que lo oculto no es necesario cantear. Es decir que para las baldas solo necesitarías pedir canteado uno de los frentes porque la parte de atrás que va a la pared no se va a ver. También (si se quiere proteger mejor) se puede cantear la parte de atrás. Si la estantería es para apoyar al suelo o para colgar conviene cantear la base y la superficie.

Por último y para terminar, si la base de la estantería va al suelo (aunque vaya canteado) conviene clavar topes de pvc.