Los sinfonier: elegancia y orden

Los sinfonier: elegancia y orden

Dicen que el orden de nuestra habitación refleja el orden de nuestra mente, pero esto no es fácil cuando hay tantas piezas pequeñas que no sabemos dónde colocarlas y que las encontremos siempre a la mano

Antes de comenzar a hablar de este tema, no hay nada mejor que sentir alegría y felicidad, tal como afirma Gananci con sus 55 frases, sin embargo, muchas veces esto resulta complicado, sobre todo cuando nuestro dormitorio no está en orden.

Una vez que se han colocado en el dormitorio los muebles que ocupan más espacio, vale observar atentamente dónde colocar aquellos que son más pequeños, ya que estos nos ayudan a hacer espacios adicionales en los cuales ordenar accesorios o pequeños objetos.

La palabra sinfonier hace referencia a un lugar en el cual guardar trapos, ya que su significado proviene de la palabra francesa Chiffon, la cual quiere decir “trapos”.

Es un hecho que todos requerimos de espacios destinados a guardar las pequeñas cosas que poseemos de manera que nuestra habitación luzca ordenada.

Esta costumbre no es nada nueva, pues procede de la época imperial de Inglaterra. Hoy día

Muebles para guardar cosas

Existen muchos tipos de muebles, con diferentes estilos, para almacenar las cosas, por ejemplo, contamos con los armarios, las cómodas y los sinfonier.

En el caso de los armarios, estos datan desde la época romana, y reciben dicho nombre ya que allí se solían guardar las armas, y aunque muchas personas creen que su uso está restringido para la cocina, lo cierto es que son ideales para cualquier espacio.

Por ejemplo, pueden ser utilizados en el baño, para guardar cosas pequeñas, e incluso también se pueden adaptar a espacios fuera del hogar, tal como en las industrias, cuando son metálicos, puesto que permiten almacenar herramientas.

En el mundo empresarial también suelen ser utilizados, especialmente para guardar cosas que tengan gran valor y necesiten estar protegidas en casos de incendios, u otras eventualidades.

Para los cuartos pueden ser usados aquellos que son empotrados, se le pueden colocar puertas –en caso de desearlo-.

Otro tipo de mueble que resulta imprescindible para ahorrar espacio son las cómodas, las cuales tienen su origen en Francia, desde finales del siglo XVII. Sus cajones suelen ser espaciosos y su tamaño de menor altura.

La cómoda se emplea para ordenar cosas, por lo que también es esencial si se quiere mantener un poco el orden en la habitación.

Los sinfonier

El sinfonier es otro mueble que también sirve para guardar cosas y que ha logrado perdurar a lo largo de la historia. Pero, ha ido evolucionando en cuanto a los modelos que ofrece, por lo que siempre resultan atractivos.

Sus estilos pueden ser de distintas formas, unas más sencillas que otras, con líneas rectas o curvas, románticos, colores claros y llamativos, clásicos o contemporáneos, así como el en estilo vintage.

Su uso original era para guardar trapos que estuviesen arrugados, sin embargo, hoy día es una pieza importante destinada a guardar ropa.

Aunque actualmente existen muchos tipos de sinfonier, el elemento que tienen en común es que deben ser de corte vertical, estrechos y con cierta altura.

Suelen tener un gran uso complementario, en aquellos casos cuando el vestier, el armario o el closet no proporcionan el espacio que necesitamos.

Lo que resulta más importante es que se adapte al estilo que tenga el dormitorio pues, muchas veces, más que almacenar ropa suele tener funciones decorativas en el espacio.

Estos muebles son tan versátiles que incluso quienes sienten inclinación por los estilos minimalistas, no dejan de introducir un sinfonier en su habitación.

Tal vez pienses que el sinfonier puede cumplir con la misma funcionalidad que una cómoda, pero lo cierto es que sí poseen ciertas diferencias. Por ejemplo, el sinfonier es más alto, y su anchura es menor. Esto lo convierte en un preferido para rellenar espacios pequeños.

El sinfonier es un mueble que resuelve muchos de los problemas de espacio que solemos tener, además que en las mesas de noche no podríamos almacenar todas las cosas que un sinfonier sí nos permitiría guardar.

Este mueble puede además tener una personalidad muy atractiva si se escogen colores que acompañen el estilo de la habitación, y si se le agregan fotografías u otros elementos decorativos.

Un mueble que solía ser empleado para almacenar trapos que estuviesen arrugados ahora forma parte de los muebles indispensables en nuestro hogar que nos ayuda a ahorrar espacio y mantener todo en orden, a la vez que agrega un toque decorativo.

VER SINFONIER Y CÓMODAS