6 consejos para cuidar de tu propio jardín durante el invierno

6 consejos para cuidar de tu propio jardín durante el invierno

En lugar de invertir más dinero y materiales en rehacer tu jardín entero, empieza a utilizar materiales que te ayuden a mantener tu jardín intacto, o por lo menos en buena forma durante los meses más fríos y especialmente si hay nieve.

Si tienes un jardín, seguro sabes lo difícil que es mantenerlo sano durante el invierno. Si te hace feliz dedicarte a la jardinería, ¿por qué no ser mejor en ello con estos consejos? Pero no se trata solo de ser buen jardinero, se trata de aplicar algunos trucos que puedes hacer tú mismo.

No dejes pasar más tiempo ahora que empieza a enfriar y prepárate adecuadamente para que tu jardín esté cuidado como debe ser.

Estos son algunos consejos para cuidar de tu propio jardín durante el invierno:

 

  1. Cubre las plantas más vulnerables: cuando lleguen los vientos fríos o las heladas, asegúrate de cubrirlas bien con una tela, lona, o un plástico.

 

  1. Riégalas en el momento ideal: cuando vayas a regar tus plantas, ten en cuenta que durante el invierno las plantas tienden a necesitar menos agua y abono. Sin embargo, cuando escojas un momento del día para regarlas, es ideal que sea el momento más caliente. Asegúrate también de no regar la planta, sino la tierra, porque si queda algo de agua en la planta, esta se podría congelar después.

 

  1. Crea tu propio invernadero: este es un proyecto para aquellos que prefieren el bricolaje, pues podrías crear tu propio invernadero en casa y así mantener vivas las plantas que necesitan una temperatura cálida.

 

  1. Proteger las macetas es también una buena alternativa: si tienes plantas más pequeñas y delicadas, seguramente son estas las que más sufren cuando llega el frío o la nieve. Una solución es interponer entre la tierra y la maceta el típico plástico de burbujas de aire (las que se emplean para envolver los objetos frágiles). También puede ser con arpillera, una alfombra vieja, cartones o papel de periódico. Es una manera de crear una temperatura más cálida y resguardarlo del frio.

 

  1. Crea una capa extra sobre la tierra: este es un truco ideal para aquellas plantas que no se pueden cubrir fácilmente. Una forma de resolver el problema, es utilizar algo de corteza de paja o de pino sobre la tierra para evitar que el frío helado llegue a las raíces de la planta. También puedes utilizar este truco en las macetas para cuidarlas un poco más.

 

  1. El césped es importante: durante el invierno, el césped puede ser el más afectado, por lo que es importante que lo cuides o sino el resto de tu jardín se verá en problemas para cuando llegue la primavera. Primero, ten cuidado con cortarlo demasiado. Déjalo un poco más largo de lo usual, pero si ya pasó la helada, entonces corta algo del césped muerto que está en la superficie.

 

Si lo deseas puedes utilizar algo de fertilizante para que el nitrógeno le de un color más verde y le de los nutrientes que necesita. Por último, recuerda que a diferencia de tus plantas, el césped si necesita estar regado, por lo que no debes dejar de hacerlo aunque esté haciendo frío afuera.

 

Ya tienes más idea de cómo cuidar tu jardín, ahora tal vez sea hora de invertir más tiempo y recursos en él. En todo caso, no querrás que tu trabajo se vaya a la basura este invierno, por eso sigue estos consejos, y cuídalo tu mismo antes de que llegue el frío.

Fuente de información aportado por: Gananci.